La gratitud,es un brote que contagia a la felicidad,de sentir bien hacia lo demás… Y no lo pierdas,por que este lugar  tal vez que tu camino sea seguro y no dejes que tu destino sea inseguro,se fuerte y cuídalo. La.La gratitud es dar amor,paz y plenitud,—¡Todos tenemos una felicidad para adelante y no dejes que la negatividad te arriesgue!—.¡También tu has nacido atraer en tu lugar mas deseado!.

” Que las llamas de la felicidad te contengan hay paz ,la armonía y sabudria.”

Proteger tu mismo

Hay que protegerlo a tu mismo.por Ej :El vinculo social, son lo mas fundamental,que hay que verlo,

tambien tiene que ver en persona.

¿Alguna vez no te has cuidado?

Te doy un consdejo util que me ocurrio:

  • Hay que mantener cuidarlo en tu vida personal
  • Se inteligente
  • se capaz de lo que realmente lo que haces

Si te encuentras con influencias negativas, y no puedes evitarlas, aquí hay unas pocas sugerencias útiles para lidiar con ellas:

  1. Si esas influencias vienen a ti sin haber sido solicitadas, recuerda: Pueden haber sido envidas para ayudarte a volverte más fuerte en ti mismo. Una planta de invernadero crece más grande y exuberante que sus primos de afuera, estando expuestos al viento, la lluvia y el frío, pero tiene menos vigor. Lo que quiero decir entonces es que el magnetismo no debe hacerte cobarde. Simplemente tómalo como un recordatorio a ser prudente.
  2. Si sabes que estarás expuesto a vibraciones tamásicas (oscurecedoras, pesadas), tómate el tiempo para meditar de antemano. Luego armoniza las vibraciones de tu corazón. Después, emana vibraciones pacíficas conscientemente al exterior, de tu centro del corazón hacia tu entorno. La energía humana tiene dos modos de expresión; uno de ellos es dar, el otro es recibir o absorber. Si puedes entrar conscientemente en el modo de dar, te encontrarás afectado mucho menos por las influencias externas, tanto buenas como malas.
  3. Canta mentalmente, de acuerdo al llamado sincero de tu corazón: por ejemplo, “Yo soy Tuyo. Sé Tú mío” o, menos personalmente, “Yo soy luz. Yo soy amor. ¡Yo soy una fuente de paz imperecedera!”
  4. Eleva la energía del corazón hasta el punto medio entre las cejas. Siéntete a ti mismo rodeado y estrechado por la luz divina.
  5. En la privacía de tu sala de meditación, coloca tus brazos a tu lado. Luego, mentalmente cantando OM, elévalos por los lados del cuerpo, con las palmas para arriba, hasta unir las palmas a alto, arriba de la cabeza. Mentalmente crea un aura de luz que viaja hacia arriba alrededor de tu cuerpo.
  6. Extiende tus brazos ante ti, con las palmas tocándose. Luego muévelas hacia afuera y alrededor de tu cuerpo en un ancho círculo hasta que las palmas o los dedos se toquen una vez más detrás de tu espalda. Mentalmente, mientras repites este proceso, canta, “OM-TAT-SAT.” (Este mantra es el equivalente Hindú de la Trinidad Cristiana: OM significa el Sonido Cósmico o Espíritu Santo; TAT, el Kutastha Chaitanya, o Conciencia Crística; y SAT, el aspecto de Padre de Dios, el Espíritu más allá de toda vibración.) Repite este proceso al menos tres veces. Luego de terminarlo, siéntete rodeado por esa vibración protectora.
  7. Intenta no mirar en los ojos, o estrechar la mano de personas cuyas vibraciones son negativas. Esta evasión puede a veces resultar un poco incómoda socialmente, así que no insisto en ella, pero debería mencionar que estas son dos de las maneras más potentes por las cuales el magnetismo es intercambiado entre personas. (Esta es una razón poco conocida por el saludo de palmas juntas, el namaskar, que las personas de la India usan habitualmente en lugar del estrechón de manos.)
  8. Cuando debas entrar un ambiente desarmonioso, mantén un “guardaespaldas” espiritual contigo: alguien que está en la misma onda espiritual que tú, para ayudarte a mantener tu magnetismo fuerte.
  9. Si sientes que estás bajo el ataque psíquico de alguien, usa tu pulgar para colocar mentalmente una cruz de luz azul en el atacante. Hazlo con suficiente poder de voluntad, y la energía dañina no podrá alcanzarte, sino que regresará a la persona que la envió. Dirige buena energía junto con la energía bloqueadora, para que tu atacante sea curado de su furia. Un mantra para repetir en tales circunstancias es “Om hreeng kleeng Krishnaya namaha.”

y cuida en vos ,trata no de los demas…

Anuncios